Dra Benito WebEstimado socio,

Es un placer para mí, asumir la Presidencia de SEDCYDO, sociedad  a la que pertenezco desde el principio de mi carrera profesional, hace ya 25 años.  Me siento muy orgullosa de esta sociedad,  por la que he luchado en varias juntas, impartido formación, organizado y participado en sus congresos. Es una sociedad pequeña, minoritaria, pero a la que siempre he visto trabajando para difundir el conocimiento de unas afecciones que, aunque poco populares y habituales entre los dentistas, son muy frecuentes en la población. Los que nos dedicamos a  ello lo sabemos, y  también sabemos las vueltas que pueden llegar a dar nuestros pacientes hasta encontrar una solución, o al menos, un profesional que sepa orientarle.

SEDCYDO es una sociedad odontológica que ha sabido evolucionar con los tiempos, aceptando nuevos planteamientos y siendo capaz de abandonar ideas fuertemente arraigadas cuando la ciencia demuestra que es necesario hacerlo. Así, hemos ampliado nuestro ámbito del saber con los nuevos conocimientos que tenemos sobre estas patologías, al principio más centrados en los desordenes temporomandibulares y su tratamiento a nivel más dentario, para después ir asumiendo como nuestro, todo tipo de dolor orofacial, para disfrute de unos muchos y disgusto de otros menos que ven como, poco a poco, se va alejando del ámbito estrictamente dental, sin querer asumir que no todos estos dolores podemos tratarlos interviniendo exclusivamente en la oclusión del paciente y que la odontología es capaz de mucho más que sólo eso. Yo siento en lo más profundo, que el dentista sigue siendo uno de los principales protagonistas en esta historia, y él que debe asumir un papel fundamental como solista o como director de un equipo multidisciplinar, que consiga un diagnóstico y tratamiento lo más precoz posible para la adecuada resolución de estos cuadros y que, por tanto, lejos de alejarse, el dentista lo que debe hacer es, o lo que debemos hacer es, profundizar en estos conocimientos que nos implican de lleno, y de los que no deberíamos querer escapar, para conseguir en todo momento lo mejor para el paciente.

Desde que abandoné la Facultad de Odontología, he venido observando como la formación de grado, en este área, se ha ido reduciendo en la mayoría de las instituciones docentes, detectándose en la actualidad un déficit en su conocimiento, en las nuevas generaciones que ha hecho que la mayoría de nuestros alumnos prácticamente la  desconozcan y se desentiendan de ella a favor de otros tratamientos odontológicos. El desconocimiento de la enfermedad no la elimina, solo conduce al infradiagnostico y a la falta de tratamiento, dejando por tanto al paciente sin el profesional competente que lo ampare.

Asumí la presidencia de esta Sociedad con este objetivo de intentar mejorar la formación en esta área, comenzando ya desde el grado de Odontología, a través de la difusión de su conocimiento en cualquier ámbito sanitario en el que la odontología tiene cabida, desde la Atención primaria o la atención privada, aumentando así la calidad en la atención a nuestros pacientes. No sé hasta dónde, mi junta y yo conseguiremos llegar, porque desde luego, no es tarea fácil y somos conscientes de ello, pero estamos dispuestos a intentarlo.

Te animamos a participar en este proyecto ya que toda la ayuda es poca  y sois vosotros, los socios de SEDCYDO, los que mejor comprendéis lo que está pasando y los que mejor podéis cambiar las cosas.

Un saludo y no dudéis en contactar con nosotros para aportar vuestras ideas y sugerencias que siempre serán bienvenidas.

 

Carmen Benito Vicente

Presidente SEDCYDO