Entrevista Maxillaris al nuevo Presidente de la SEDCYDO

Con la pretensión de dar una mayor visibilidad al dolor orofacial y la disfunción craneomandibular entre las comunidades médica y odontológica, recientemente el doctor José Manuel Torres Hortelano asumió la presidencia de SEDCYDO (Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial). Pese a la alta incidencia de estas patologías entre la población, aún se percibe una necesidad de conocimiento y formación en torno a ellas para mejorar tanto el diagnóstico como los tratamientos interdisciplinares.

¿Por qué ha dado el paso a presidir SEDCYDO?

Mi motivación y la del resto de los compañeros de la nueva Junta Directiva es potenciar el desarrollo y aumentar la visibilidad de SEDCYDO entre la comunidad odontológica y médica. La Sociedad Española de Disfunción Craneomandibular y Dolor Orofacial ha celebrado recientemente su trigésimo segundo aniversario con la fantástica reunión internacional conjunta SEDCYDO-SEMO que tuvo lugar en Bilbao del 20 al 22 de junio, consolidándose como el máximo exponente científico para el desarrollo de la investigación y el impulso de la Disfunción Craneomandibular (DCM), el Dolor Orofacial (DOF) y la Medicina Oral del Sueño (MOS) en España.

¿Qué líneas de acción serán las que predominen en su mandato?

Nuestro deseo es recoger el testigo de la excelente labor desarrollada por la anterior Junta Directiva, presidida por la doctora Carmen Benito. Así, nuestro principal objetivo será potenciar la divulgación y
la enseñanza de la DCM, el DOF y la MOS entre toda la comunidad odontológica y el resto de los profesionales de la salud con los que compartimos intereses médicos, como neurólogos, especialistas en dolor, cirujanos maxilofaciales, reumatólogos, psicólogos, médicos rehabilitadores, fisioterapeutas, otorrinolaringólogos, etcétera.

Queremos ofrecer a los miembros de SEDCYDO cursos de formación accesibles, en los que se aprenda a enfocar el tratamiento de estas patologías desde una perspectiva práctica, pero con un elevado rigor académico y científico basado en la bibliografía científica actual. Para ello, vamos a seguir las siguientes líneas de acción:

  • Se seguirá apostando por la realización de nuestras reuniones anuales, como punto de encuentro de todos los socios y como escaparate de SEDCYDO ante toda la comunidad odontológica y médica.
  • Con un enfoque más básico, dirigido al dentista general, se potenciarán los cursos precongreso de las reuniones anuales, intentado introducir un un mayor número de talleres prácticos y sesiones clínicas.
  • Con una perspectiva más avanzada, se potenciarán las reuniones de invierno, en las que se profundizará, de forma monográfica, en alguna de las tres áreas de conocimiento que trata nuestra sociedad –la DCM, el DOF o la MOS–.
  • Con un enfoque más dinámico y clínico, se estudiarán trending topics en una serie de webinarios en los que participarán ponentes nacionales y extranjeros.

Dentro del colectivo odontológico, ¿se concede a los desórdenes temporomandibulares la importancia que merecen?

El manejo del dolor es un pilar fundamental en la práctica odontológica y no debemos olvidar que los desórdenes temporomandibulares son la causa principal de dolor no odontogénico en la región orofacial, con una incidencia poblacional elevada, que puede llegar hasta el 12 por ciento. Todo ello obliga a que el odontoestomatólogo deba estar preparado para poder hacer un correcto diagnóstico de los distintos cuadros de dolor orofacial existentes y así poder afrontar con éxito el tratamiento.

Sin embargo, es importante entender que la especialidad de dolor orofacial no solo abarca el diagnóstico y el tratamiento de las patologías relacionadas con la ATM, sino que su área de interés científica se amplía al estudio de:

  • El dolor musculoesquelético masticatorio y cervical, donde englobaríamos a patologías relacionadas con la disfunción craneomandibular, como el dolor miofascial o la artropatía
    de la ATM.
  • El dolor neurovascular orofacial y cervical, donde se incluirían las migrañas, las cefaleas trigémino-autonómicas y otro tipo de dolores de cabeza.
  • El dolor neuropático orofacial, que incluiría cuadros de gran interés como la odontalgia atípica y la neuropatía trigeminal dolorosa postraumática, tan prevalente últimamente con el aumento de la realización de procedimientos quirúrgicos.
  • Las alteraciones del sueño relacionadas con el dolor orofacial, como el bruxismo y el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.
  • Alteraciones oromotoras y distonías orofaciales.
  • Cuadros clínicos sistémicos que cursen con dolor orofacial como la fibromialgia o el Síndrome de Ehlers Danlos, así como patologías relacionadas con los efectos secundarios de tratamientos farmacológicos sistémicos como la quimioterapia oncológica.

Desgraciadamente, muchos de estos temas son desconocidos por la comunidad odontológica, siendo uno de los objetivos de SEDCYDO fomentar la asistencia clínica, la formación y la investigación en dichas áreas de interés médico-odontológicas.

LEER TODO EL ARTÍCULO

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *